Hipermetropía

Cuando padeces hipermetropía ves las imágenes borrosas en las distancias cortas y no sueles tener problemas para ver objetos situados en posiciones más alejadas, salvo que la hipermetropía sea muy alta. Cuando somos pequeños, dado que nuestro ojo aún no se ha desarrollado, tenemos dificultad para enfocar las imágenes pero, a medida que el ojo va madurando, se supera esta pequeña hipermetropía.
Entre los síntomas más habituales de la hipermetropía se encuentra el estrabismo, el dolor de cabeza al leer, la visión borrosa y el cansancio ocular; entre otros menos comunes puede aparecer un estrabismo acomodativo. Ante los primeros síntomas de mala visión, la recomendación es siempre acudir al oftalmólogo para recibir un diagnóstico personalizado.

Hipermetropía
Hipermetropía

En general, la hipermetropía no es un problema grave y las gafas y las lentillas pueden mejorar bastante nuestra calidad de vida si tenemos este problema, ahora bien, también existe la posibilidad de la corrección por láser. Lo importante es valorar en qué medida nos afecta y nos molesta este defecto en la visión y valorar la opción que más encaja con nosotros, en cualquier caso, un oftalmólogo experimentado en cirugía láser nos facilitará más información.

Cerrar menú