Párpados caídos

El párpado caído o ptosis es un problema ocular fácil de detectar cuando se da en un único ojo y un poco más complicado cuando se produce en los dos, pero en cualquier caso es un problema ocular que tenemos que identificar y acudir al médico para que nos dé una opinión profesional.

Parpados caídos
Parpados caídos

El párpado caído puede ser congénito o puede estar provocado por el envejecimiento, la diabetes, jaquecas, o por problemas más graves como un accidente cerebrovascular, el síndrome de Horner, o un tumor cerebral, entre otras causas, por ese motivo es tan importante identificarlo acudiendo a un especialista.

  • Ptosis congénita: se da por un problema de desarrollo en el músculo elevador (el que hace que el párpado se levante y se mantenga contraído). Se suele dar en un solo ojo y si afecta a la visión se puede recurrir a la intervención quirúrgica de forma que el bebé no pierda la visión por completo.
  • Ptosis aponeurótica: está relacionada con el envejecimiento. Suele afectar a los dos ojos, dado que se produce por una degeneración de los músculos provocada por la edad, sin embargo puede que uno de los ojos se vea más afectado que el otro.
  • Miastenia gravis: está relacionado con el modo en el que los músculos responden a los nervios. Se trata de un trastorno que no afecta únicamente a los párpados sino también a otros músculos del cuerpo.
  • Distrofia muscular oculofaríngea: en este caso estamos hablando de una enfermedad hereditaria que afecta al movimiento de los ojos.
  • Lesiones en el cerebro: cualquier lesión en el cerebro puede causar la caída del párpado (tumores, aneurismas, etc.).
  • Infecciones o tumores en el ojo, en el párpado o incluso un golpe, pueden provocar la caída del párpado.
parpados caídos, cómo detectarlos
parpados caídos, cómo detectarlos

Pero, ¿cómo sabemos si tenemos un problema de párpado caído?

Es muy fácil, si miramos hacia delante en el espejo, al mirarnos los ojos tenemos que poder ver parte del iris por encima de la pupila. Si esto no ocurre, te recomendamos que visites a un oftalmólogo que detecte qué tipo de Ptosis tienes y te asesore. La cirugía correctiva, siempre que se realice a tiempo, puede reducir el riesgo de padecer daños permanentes en la vista.

Cerrar menú