El papel de los problemas oculares en el fracaso escolar

Problemas oculares y fracaso escolarLa vista es sin duda el sentido más importante en la educación primaria. Los problemas visuales son por tanto una severa complicación del proceso de aprendizaje, evitando que los niños aprovechen mejor el tiempo y acaben fatigándose en exceso tras forzar la vista para seguir las explicaciones en clase. Para ponderar debidamente la gravedad de la cuestión, distintos estudios solventes señalan que el impacto de los problemas oculares en la población infantil es bastante considerable. De este modo, la fundación Alain Afflelou asegura que un 20% de los niños españoles padece algún tipo de problema de visión. El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) va todavía más allá y asegura que más del 30% de los casos de fracaso escolar están directamente relacionados con estos trastornos.

¿Cuáles son los problemas oculares más frecuentes?

La naturaleza de los problemas oculares puede ser bastante dispar: miopía, astigmatismo, ambliopía (enfermedad conocida popularmente como «ojo vago») o hipermetropía entre tantas otras patologías. Las causas son igualmente múltiples, destacando la mala utilización de las gafas (un elevado porcentaje de niños que debería llevar gafas no las usan durante largos intervalos de tiempo). Por supuesto, la sobreexposición a dispositivos móviles o informáticos que obliguen a forzar la vista contribuye en gran medida a agravar el problema. Es por ello que los padres deben saber interpretar correctamente los síntomas de sus hijos para tratar de anticiparse en la medida de lo posible a las principales enfermedades.

Cerrar menú