Pruebas de agudeza visual

Pruebas de agudeza visual
Pruebas de agudeza visual

En las revisiones periódicas, a la hora de sacarnos el carnet de conducir, para realizar determinados trabajos, etc., al final tarde o temprano nos acabamos sometiendo a una prueba de agudeza visual que determine o detecte si tenemos algún problema de visión.

Los test de agudeza visual, no son una prueba definitiva. Si al realizarte el test, detectan algún tipo de problema deberás consultar con tu médico oftalmólogo para que te dé un diagnóstico preciso.

¿En qué consiste el test? El test, en sí mismo, es muy sencillo; consiste en identificar 9 letras (siempre son las mismas) en un tamaño decreciente y situadas a una distancia determinada (seis metros aproximadamente). En función de la cantidad de letras que se identifican se aplica un baremo, que en el caso del carnet de conducir, por ejemplo, determina si se es apto o no en función de si se identifica un número u otro de letras.

Ahora bien, este test es efectivo para medir la agudeza visual de cada ojo por separado, conjuntamente pierde efectividad y es recomendable realizar otro tipo de pruebas.

Como curiosidad, este test recibe también el nombre de Test de Snellen, oftalmólogo neerlandés que inventó esta prueba hace 150 años y que aún hoy se sigue utilizando.

Cerrar menú