Abrasión Corneal: Causas

La córnea es el tejido transparente que recubre el iris del ojo. Se trata de un tejido que contiene muchas terminaciones nerviosas por lo que es muy sensible a cualquier alteración que se produzca en su superficie. Por ello, cualquier rasguño o rozadura sobre la córnea puede producir la denominada abrasión corneal que se caracteriza por molestias y dolor de diferente intensidad.
Causas de la abrasión corneal: Las causas que ocasionan la abrasión corneal suelen ser factores externos de distinta naturaleza, aunque en algunos casos, determinadas infecciones pueden producir deterioros en la córnea. Entre los elementos más comunes que pueden resultar agresivos para el ojo se encuentran los cuerpos extraños que pueden penetrar en el mismo. Cualquier elemento sólido arrastrado por el viento, un grano de arena, un pequeño golpe con una rama de un árbol, el efecto de rascarse repetidamente los ojos, un agente químico, un golpe, la exposición a luz ultravioleta sin la protección adecuada o las propia lentes de contacto pueden producir abrasión corneal.

Síntomas de la abrasión corneal: Los síntomas de esta son muy evidentes ya que una herida en la córnea, por pequeña que sea, produce dolor, lagrimeo constante, rojez de ojos o la sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo.