Ojo seco

¿Por qué a veces tenemos ojos secos?

Para que los ojos funcionen correctamente es necesario un flujo adecuado de lágrimas que permitan mantener un nivel de humedad constante y un grado de lubricación adecuado para garantizar la visión correcta y la ausencia de molestias. Estas lágrimas están formadas por un fluido complejo en el que se distinguen varios elementos que han de estar presentes en una proporción determinada: agua, moco, anticuerpos y proteínas. Cada una de estas sustancias tiene una función específica, por lo que ha de estar presente en una determinada proporción. Cuando por algún motivo, interno o externo, la proporción de alguna de estas sustancias se ve alterada, las lágrimas pueden perder parte de su funcionalidad para lubricar el ojo y se puede producir lo que se conoce como ojos secos.

Las causas que pueden producir los ojos seco son diversas y pueden estar asociadas a fenómenos externos relacionados con las condiciones ambientales: aire muy seco, aire acondicionado o calor. Pero también es frecuente que las causas se deban a procesos internos del propio organismo que pueden estar asociadas con diferentes situaciones: el propio proceso de envejecimiento, agravado en las mujeres con la menopausia; efectos secundarios de algunos medicamentos como antihistamínicos o píldoras anticonceptivas; algunas enfermedades como la artritis reumatoide o el síndrome de Sjögren, así como algunos problemas funcionales del propio ojo, como el funcionamiento incorrecto de los párpados.

Tratamientos para el Ojo Seco

Tener los ojos secos es un problema cada vez más común. No es grave pero las sensaciones derivadas de esta alteración son muy molestas y se traducen en dolor, sensibilidad a la luz, picor, enrojecimiento de ojos, sensación de arena en el ojo o visión borrosa.

Las posibles soluciones que se pueden dar a este problema son siempre tratamientos para tratar de reducir los síntomas y molestias:

  • Lágrima artificial: La forma más común de tratar de minimizar los desagradables efectos de los ojos secos son las gotas de lágrima artificial que se adquieren en las farmacias y se depositan fácilmente, con la ayuda de un gotero, sobre los ojos.
  • Tapones: En algunos casos puede ser recomendable controlar el flujo de lágrimas con la utilización de tapones que ocluyan el conducto de evacuación de las lágrimas, de forma temporal o permanente.
  • Medicamentos: También se pueden utilizar algunos medicamentos, generalmente esteroideos de uso tópico.
  • Cirugía: Solo en los casos más graves se puede llegar a utilizar la cirugía para cerrar de forma permanente los conductos de evacuación de las lágrimas.En cualquier caso es importante que las personas que padezcan de ojos secos acudan a consultar con un especialista médico el tratamiento más adecuado.