Qué es la miopía

La miopía es un defecto refractivo muy común. Su principal manifestación es la visión borrosa para larga distancia, aunque en los casos de graduación elevada también se emborrona la visión para distancia intermedia. Esto se debe a que en el ojo miope los medios transparentes (la córnea y el cristalino) tienen una potencia convergente excesiva en relación a la longitud axial del globo ocular. En el ojo miope los objetos lejanos se enfocan antes de llegar a la retina, y la imagen retiniana está desenfocada. El grado de afectación se mide en dioptrías, a mayor número de dioptrías mayor borrosidad.

Primera consulta preoparatoria gratis en Visiondiez

91 559 59 59
¿O prefieres que te llamemos?

*La primera consulta preoperatoria gratis se realizará en la Clínica Visiondiez de Plaza de España 10, Madrid.

Causas

La miopía suele ser hereditaria y el riesgo de padecerla es mucho mayor si ambos padres son miopes.

Existen numerosos estudios que sugieren que los niños que pasan menos de dos horas diarias al aire libre tienen mayor probabilidad de desarrollar miopía.

También parece que las personas que leen mucho, están muchas horas con el móvil, tablet o videoconsola, pueden tener un mayor riesgo de acabar siendo miopes.

Síntomas

icon-eye1

Visión Borrosa

Visión borrosa para larga distancia y a veces también para media distancia.

icon-eye2

Guiños y parpadeos

Los niños miopes se acercan mucho a la televisión y a veces guiñan los ojos o parpadean demasiado.

icon-eye3

Dolores de cabeza

En ocasiones pueden tener dolores de cabeza o mal rendimiento escolar.

Tipos de miopía

Podemos clasificar las miopías en dos grandes grupos:

  • La miopía simple es la más frecuente. Suele estabilizarse alrededor de los 18 años de edad y puede acompañarse de cefaleas y trastornos oculares menores como irritación ocular y cansancio visual.
  • La miopía magna se caracteriza por un número elevado de dioptrías, una mayor tendencia progresiva y trastornos oculares asociados de mayor envergadura, como las lesiones vitreoretinianas.

Cómo se diagnostica

La miopía se diagnostica tras detectar una agudeza visual disminuida, realizando pruebas optométricas objetivas y subjetivas para medir el número de dioptrías.

Tratamiento

Las miopía se corrige con lentes correctoras (gafas graduadas y lentes de contacto) o cirugía refractiva

La cirugía refractiva es el conjunto de técnicas que corrigen los defectos refractivos, como la miopía.

Las técnicas de cirugía refractiva más frecuentemente utilizadas son el láser y las lentes intraoculares.

Corrección con láser

La operación de miopía con láser es una de las operaciones más frecuentes en oftalmología. Corregir la miopía con láser es seguro y eficaz. Millones de personas se han sometido a esta operación en los últimos 20 años. Suele durar menos de 5 minutos y es totalmente indolora gracias a la aplicación de unas gotas de colirio anestésico. La recuperación es muy rápida, a las pocas horas se empieza a ver bien y al día siguiente puedes hacer vida normal. Se pueden corregir hasta 10 dioptrías, dependiendo del grosor, la topometría y la biomecánica corneal.

¿Cómo actual el láser?

El procedimiento se realiza de manera personalizada (customizada). El láser trabaja guiado por el aberrómetro y el topógrafo, modificando la curvatura de la córnea y garantizando una visión de excelente calidad, tanto de día como de noche.

El Láser Excimer reduce el poder de convergencia de la córnea aumentando el radio de curvatura de la cara corneal anterior, actúa como una «lima» de alta precisión que aplana ligeramente la zona central de la córnea. Se consigue así que las imágenes queden perfectamente enfocadas en el plano retiniano. Ya no serán necesarias gafas graduadas ni lentillas para ver correctamente.

Si la córnea tiene un buen grosor aplicaremos la técnica Lasik que tiene una recuperación inmediata y es totalmente indolora. Si la córnea es fina o tiene una topografía irregular o una biomecánica deficiente, aplicaremos la técnica Trans-PRK, con recuperación más lenta y pequeñas molestias en los primeros días del postoperatorio, garantizando una visión perfecta al cabo de poco tiempo.

Si además de miopía tienes astigmatismo , el láser corrige simultáneamente todos los defectos en la misma intervención, para que puedas ver bien sin gafas a todas las distancias.

Atropina

Lentes de contacto con desenfoque periférico y pasar más tiempo en exteriores.

Ortoqueratología

De un vistazo

La miopía es un defecto refractivo muy común. Su principal manifestación es la visión borrosa para larga distancia, aunque en los casos de graduación elevada también se emborrona la visión para distancia intermedia. Esto se debe a que en el ojo miope los medios transparentes (la córnea y el cristalino) tienen una potencia convergente excesiva en relación a la longitud axial del globo ocular. En el ojo miope los objetos lejanos se enfocan antes de llegar a la retina, y la imagen retiniana está desenfocada. El grado de afectación se mide en dioptrías, a mayor número de dioptrías mayor borrosidad.

La miopía suele ser hereditaria y el riesgo de padecerla es mucho mayor si ambos padres son miopes.

Existen numerosos estudios que sugieren que los niños que pasan menos de dos horas diarias al aire libre tienen mayor probabilidad de desarrollar miopía.

También parece que las personas que leen mucho, están muchas horas con el móvil, tablet o videoconsola, pueden tener un mayor riesgo de acabar siendo miopes.

La miopía se diagnostica tras detectar una agudeza visual disminuida, realizando pruebas optométricas objetivas y subjetivas para medir el número de dioptrías.

Las miopía se corrige con lentes correctoras (gafas graduadas y lentes de contacto) o cirugía refractiva

La cirugía refractiva es el conjunto de técnicas que corrigen los defectos refractivos, como la miopía.

Las técnicas de cirugía refractiva más frecuentemente utilizadas son el láser y las lentes intraoculares.