Estrabismo

 

El estrabismo es la falta de paralelismo en los ejes visuales. Es la enfermedad ocular más frecuente en las primeras etapas de la vida, afectando a un 4 % de la población infantil.

Los músculos extraoculares, se encargan de girar los globos oculares en dirección al objeto al que se mira y las imágenes que son capturadas por cada ojo se funden en una sola. Así se consigue una visión tridimensional con relieve y profundidad.

Normalmente el estrabismo se diagnostica por la falta de alineación de los ojos, en la infancia es raro que produzca diplopia (visión doble) mientras que un estrabismo que aparece en la edad adulta casi siempre la produce.

El estrabismo puede tener múltiples orígenes:
1. Esencial: Es de causa desconocida y suele aparecer en la infancia.
2. Sensorial: Es debido a una baja visión.
3. Restrictivo: Producido por una fractura o traumatismo orbitario y en enfermedades tiroides.
4 Paralítico: se produce por un defecto de inervación en determinadas enfermedades neurológicas.

Los estrabismos pueden ser convergentes, divergentes, verticales, manifiestos o latentes y existen varias opciones de tratamiento:

1. Se puede tratar mediante unas gafas que en ocasiones pueden llevan prismas.
2. Inyección de toxina botulínica en los músculos oculares.
3. Cirugía de los músculos extraoculares.