Desprendimiento de retina: ¿qué es?

El desprendimiento de retina sucede en uno de cada 12.000 habitantes todos los años. Afecta a hombres y mujeres por igual y puede presentarse a cualquier edad.

Primera consulta preoparatoria gratis en Visiondiez

91 559 59 59
¿O prefieres que te llamemos?

*La primera consulta preoperatoria gratis se realizará en la Clínica Visiondiez de Plaza de España 10, Madrid.

¿Qué es un desprendimiento de retina?

Es más frecuente en personas miopes o que tengan antecedentes de desprendimiento de retina.
El desprendimiento de retina es una emergencia que requiere tratamiento quirúrgico a la mayor brevedad posible, porque cuando la retina se despega del epitelio pigmentario deja de recibir oxigeno y nutrientes, comenzando a atrofiarse.
Si se retrasa mucho la operación del desprendimiento, la retina quedará dañada y habrá secuelas permanentes en la visión.

¿Qué tipos de desprendimiento de retina existen?

Regmatógenos: cuando el desprendimiento lo provoca una “rotura” de la retina (desgarros o agujeros), que muchas veces aparecen tras un desprendimiento del vítreo posterior. Este es, con diferencia, el tipo mas común de desprendimiento de retina.

Traccionales: están producidos por la retracción del tejido cicatricial que se forma en la superficie de la retina. Es el desprendimiento que típicamente sucede en la retinopatía diabética proliferativa.

Exudativos: están producidos por la acumulación de líquido dentro de la retina, sin que se existanan desgarros. Es el tipo de desprendimiento que suele ocurrir en determinadas enfermedades inflamatorias y vasculopatías de la retina o de la coroides.

¿Qué síntomas tiene el desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina nunca duele y suele venir precedido de un aumento repentino del numero y tamaño de las moscas volantes y la aparición de destellos luminosos repetitivos en una misma zona del campo visual.
Aunque las moscas volantes y los destellos no son síntomas totalmente específicos del desprendimiento de retina, ya que pueden aparecer por otras causas, es conveniente acudir al oftalmólogo para diagnosticar a tiempo un desgarro de retina y evitar que se produzca un desprendimiento de retina.

Cuando la retina ya se ha desprendido suele apreciarse una reducción del campo visual en forma de cortina o telón y finalmente puede perderse la visión central, cuando se desprende la mácula.

¿ Cómo se trata del desprendimiento de retina?

Si se diagnostica precozmente, un desgarro de retina puede sellarse aplicando laser de argón en la consulta o si el desgarro es demasiado grande mediante crioterapia aplicada en el quirófano. En estos casos el pronostico de recuperación visual es muy bueno.

Una vez que se desprende la retina, si el desprendimiento es pequeño se puede realizar una retinopexia neumática, en la consulta, mediante la inyección de gas expansible intravitreo y posterior aplicación de laser de argón.

Si el desprendimiento es más grande habrá que realizar una operación llamada vitrectomia para eliminar las tracciones vítreas, sellar los desgarros con endolaser de argón y mantener la retina reaplicada mediante la inyección intravitrea de un gas expansible. En este caso habrá que guardar reposo durante varios días, manteniendo la posición que te indique el cirujano.

¿Cuál es el pronóstico de recuperación visual?

El pronostico de recuperación visual empeora con el paso de los días y con los movimientos, porque hacen que aumente progresivamente la extensión del desprendimiento.
Por lo general el pronostico visual es mucho mejor cuando la mácula (parte central de la retina) no ha llegado a desprenderse, lo que llamamos mácula-ON.
El desprendimiento de retina siempre requiere tratamiento urgente.

De un vistazo

El desprendimiento de retina sucede en uno de cada 12.000 habitantes todos los años. Afecta a hombres y mujeres por igual y puede presentarse a cualquier edad.

En la operación Lasik se modifica la curvatura de la parte central de la córnea por medio de un láser Excimer, que actúa por debajo de un flap superficial. El láser “lima” con precisión las micras necesarias para que las imágenes se enfoquen perfectamente en la retina.

La operación Lasik es un procedimiento absolutamente contrastado, seguro y eficaz, que consigue una rehabilitación visual inmediata, con un postoperatorio rápido e indoloro.

La técnica lasik sigue siendo el “tratamiento de referencia” (también llamado “gold standard”) para la operación de miopía. Ha marcado un estándar de excelencia con el que se comparan todas las otras técnicas, que aún no han superado la prueba del paso del tiempo.

El desprendimiento de retina nunca duele y suele venir precedido de un aumento repentino del numero y tamaño de las moscas volantes y la aparición de destellos luminosos repetitivos en una misma zona del campo visual.
Aunque las moscas volantes y los destellos no son síntomas totalmente específicos del desprendimiento de retina, ya que pueden aparecer por otras causas, es conveniente acudir al oftalmólogo para diagnosticar a tiempo un desgarro de retina y evitar que se produzca un desprendimiento de retina.

Cuando la retina ya se ha desprendido suele apreciarse una reducción del campo visual en forma de cortina o telón y finalmente puede perderse la visión central, cuando se desprende la mácula.

Una vez que se desprende la retina, si el desprendimiento es pequeño se puede realizar una retinopexia neumática, en la consulta, mediante la inyección de gas expansible intravitreo y posterior aplicación de laser de argón.

Si el desprendimiento es más grande habrá que realizar una operación llamada vitrectomia para eliminar las tracciones vítreas, sellar los desgarros con endolaser de argón y mantener la retina reaplicada mediante la inyección intravitrea de un gas expansible. En este caso habrá que guardar reposo durante varios días, manteniendo la posición que te indique el cirujano.