Ojos llorosos: Soluciones

soluciones para los ojos llorosos
Ojos llorosos: soluciones

¿Qué debemos hacer si padecemos de ojos llorosos?

Si sufres de lagrimeo excesivo en tus ojos es necesario averiguar qué otros síntomas se han presentado junto al lagrimeo, así podremos encontrar una causa común y plantearle la situación a nuestro médico de forma precisa para facilitar el diagnóstico.

Responder a determinadas cuestiones nos ayudará a encontrar la solución a los ojos llorosos:

  • ¿Recordamos cuándo comenzamos a tener ojos llorosos?
  • ¿El lagrimeo afecta a los dos ojos?
  • ¿En algún momento se introdujo una partícula en alguno de los ojos?
  • ¿Se presentan las lágrimas solo cuando realizamos determinada actividad, como ponernos las lentillas o leer?

Si últimamente no gozamos de buena visión deberemos revisarla para asegurarnos de que nuestros ojos no estén realizando un esfuerzo innecesario. Si pasamos mucho tiempo delante del ordenador o de otras pantallas debemos parpadear a menudo, utilizar una buena iluminación y retirar los ojos de la pantalla de vez en cuando para fijarlos en objetos situados a otras distancias.

La conjuntivitis y la obstrucción del conducto lagrimal pueden ocasionar también ojos llorosos. Si observamos enrojecimiento deberemos acudir a nuestro médico, e igualmente si hay inflamación, alguna pequeña herida o sentimos dolor en los ojos o alrededor de la nariz.

Tener ojos llorosos no es algo grave, pero ante la duda, mejor visita a tu oftalmólogo.