Operación Láser para Vista Cansada

La operación de presbicia con láser es un tratamiento que ofrece al paciente la posibilidad de rejuvenecer su visión, olvidándose de las incómodas gafas y lentillas.

La operación láser para vista cansada y el postoperatorio

El procedimiento láser para vista cansada se engloba dentro de la cirugía refractiva ocular. Este tipo de intervenciones con láser no necesitan un preoperatorio clásico (análisis de sangre, electrocardiograma etc ) como en el caso de cirugías mayores.

La intervención es totalmente indolora. El ojo se anestesia con unas gotas de colirio y el láser para vista cansada actúa sobre la superficie de la córnea. En 5 minutos se consiguen  unos resultados excelentes.

El postoperatorio tampoco requiere cuidados especiales y permite hacer vida normal al día siguiente de la intervención. Solo es necesario seguir unas sencillas indicaciones, que le serán explicadas por los profesionales de Visiondiez antes de abandonar la clínica. El paciente puede irse a casa, por su propio pie, dos horas después de la intervención y experimentará una recuperación visual casi inmediata.

En términos técnicos el láser para vista cansada mejora la calidad óptica de la córnea, aumentando la profundidad focal y estimulando la acomodación residual; consigue un verdadero efecto multifocal, que soluciona la presbicia y proporciona una visión funcional de calidad para todas las distancias.

Operaciones simultáneas de vista cansada y otros defectos de visión

No importa si el paciente tiene otros problemas visuales como miopía, hipermetropía o astigmatismo, la operación láser para vista cansada los corregirá simultáneamente (es posible la corrección de miopía hasta 11 dioptrías e hipermetropia hasta 6 dioptrías y astigmatismo hasta 6 dioptrías).

Con esta técnica se consigue una buena visión sin gafas, a todas las distancias, en una sola intervención. Consulte los precios de las operaciones oculares.

Algunas observaciones sobre la operación de presbicia

La inmensa mayoría de la población sufre vista cansada a partir de los 40-45 años. Este problema está causado por el envejecimiento del cristalino, que pierde elasticidad y deja de enfocar bien los objetos más cercanos. El proceso es progresivo, pero se estabiliza al llegar a los 60-65 años.

La operación láser para vista cansada soluciona el problema durante muchos años, corrige la presbicia que se tiene en el momento de la operación con un amplio margen que permitirá al paciente ver bien sin gafas ( en ocasiones para siempre).

El láser para vista cansada es una técnica totalmente personalizada, que ofrece un amplio espectro de aplicación, para pacientes con presbicia de todas las edades.

En algunas ocasiones, con el paso de los años, puede ser necesario realizar un pequeño retoque con láser, para continuar viendo bien sin gafas.

En la primera visita (que es totalmente gratuita) nuestro cirujano examinará sus ojos y evaluará detenidamente todas las pruebas preoperatorias, para determinar si la técnica láser para vista cansada es la más adecuada para su caso.