El síndrome de los brazos largos

La vista cansada no aparece de un día para otro. Casi sin darnos cuenta se va apoderando de nosotros el famoso

sindrome brazos largos
Brazos largos

síndrome de los brazos largos” y el día menos pensado nos vemos obligados a admitir que nos cuesta ver de cerca. No se trata de tener suerte, ni de genética. La vista cansada o presbicia es algo que todo el mundo sufre antes o después. Puede que en los miopes tarde algo más en aparecer pero nadie se libra. Lo habitual es que aparezcan entre los 40 y los 50 años de edad.

¿Cómo saber si sufrimos de vista cansada? La vista cansada se traduce en la creciente dificultad para enfocar de cerca. Por esta razón, al leer, coser, o realizar cualquier actividad que requiera que el ojo enfoque a corta distancia sentimos la necesidad de alejar el objeto de nosotros. De ahí surge el nombre popular de “síndrome de los brazos largos”.

Llega un momento en el que nos damos cuenta de que necesitamos solucionar este problema que, en realidad no es una enfermedad sino la consecuencia del inevitable paso del tiempo.

¿Cómo se corrige el síndrome de los brazos largos? Existen diferentes tipos de gafas y lentillas para vista cansada: gafas de cerca, gafas bifocales, gafas progresivas….lentillas para presbicia…. Aunque si quieres no depender de ninguna de ellas, la solución es la operación de vista cansada, que te permitirá vivir sin el síndrome de brazos largos.

Cerrar menú