10 razones para operarse de la vista

10 razones para operarse la vista
10 razones para operarse la vista

1. Imagen. Las gafas pueden dar un aire intelectual pero casi todo el mundo que las lleva prefiere una imagen personal sin gafas.

2. Lentillas. No todo el mundo puede llevar lentillas, o no demasiadas horas. Hay quien no soporta ni ponérselas.

3.  Tele. Ver la tele recostado y necesitar gafas suele ser incompatible: las gafas se desvían de su posición hasta el punto que prefieres ver la tele sin gafas (es decir, no ver la tele, aunque esté delante y encendida).

4. Suciedad: las gafas deben cogerse y moverse con la montura, los cristales no deben tocarse porque, claro, se manchan…. la teoría está clara…. pero o estás limpiando las gafas continuamente  o puedes estar un buen rato (si no todo el día) con una (o más) huellas dactilares entre  tus ojos y lo que tienes delante.

5. La playa: salir del agua y no tener que dar ochenta vueltas por la arena hasta encontrar tu toalla.

6. La lluvia: poder salir de casa sin paraguas. Las gafas con limpiaparabrisas serian otra solución pero no parece que vayan a comercializarse.

7. La temperatura. Si utilizas gafas seguro que lo has sufrido: vas andando por la calle en invierno…. hace frio, en algún momento entras en un lugar cerrado con calefacción (ya puede ser tu casa, el metro, el autobús, la universidad, la oficina….)… las gafas se empañan, te las tienes que quitar para intentar secarlas…  sin gafas no ves, con ellas tampoco… se pueden dar situaciones curiosas cuanto menos.

8. Deporte: Fútbol, baloncesto, bicicleta…. cualquier deporte de contacto, o acuático o…. en general cualquier deporte, porque el deporte implica movimiento y con gafas es incómodo…

9. Despiste:  Si necesitas gafas seguro que alguna vez te has despistado y las has dejado en un lugar que no es el habitual y, cuando has ido a buscarlas no recordabas exactamente donde las dejaste y has tenido que recorrer  la habitación casi palpando cada estantería hasta encontrarlas…

10.  Dinero: Cuando nos planteamos operarnos la vista el coste de la operación puede parecer elevado, pero si sumamos el gasto habitual de gafas y lentillas: monturas, cristales, lentillas, líquidos de lentillas, las gafas de repuesto, ups, se ha roto el cristal… hay gastos que hay que estudiarlos a medio y largo plazo.

Deporte y miopía

Deporte y Miopía
Deporte y Miopía

Ser miope y practicar deporte no es incompatible pero ciertamente complica mucho las cosas. Cuando uno lleva gafas durante un tiempo se acaba acostumbrando hasta el punto de casi no acordarse de llevarlas puestas…. hasta que nos molestan. El deporte implica movimiento (en casi todos los casos) y ahí ya nos gustaría no depender de las gafas; si la equipación necesaria o recomendable incluye un casco suele ser más molesta pero si el deporte que practicamos se practica con un balón o pelota la cosa es algo más sería. Si se trata de un deporte de contacto la cosa se vuelve incluso peligrosa.

Hay maneras de disminuir las molestias. Existen gafas graduadas especiales para deportistas pero si quieres olvidarte de todo tipo de gafas y lentillas siempre tienes la opción de operarte. Durante un tiempo no podrás practicar deporte pero en tres días  podrás moverte libremente.

Dependiendo del deporte siempre hay riesgos. Un pelotazo o un golpe directo en el ojo siempre será un posible problema, tanto para un miope como para alguien que se haya realizado una operación de la vista como para alguien que tenga la suerte de ver perfectamente.