Pruebas de agudeza visual

Pruebas de agudeza visual
Pruebas de agudeza visual

En las revisiones periódicas, a la hora de sacarnos el carnet de conducir, para realizar determinados trabajos, etc., al final tarde o temprano nos acabamos sometiendo a una prueba de agudeza visual que determine o detecte si tenemos algún problema de visión.

Los test de agudeza visual, no son una prueba definitiva. Si al realizarte el test, detectan algún tipo de problema deberás consultar con tu médico oftalmólogo para que te dé un diagnóstico preciso.

¿En qué consiste el test? El test, en sí mismo, es muy sencillo; consiste en identificar 9 letras (siempre son las mismas) en un tamaño decreciente y situadas a una distancia determinada (seis metros aproximadamente). En función de la cantidad de letras que se identifican se aplica un baremo, que en el caso del carnet de conducir, por ejemplo, determina si se es apto o no en función de si se identifica un número u otro de letras.

Ahora bien, este test es efectivo para medir la agudeza visual de cada ojo por separado, conjuntamente pierde efectividad y es recomendable realizar otro tipo de pruebas.

Como curiosidad, este test recibe también el nombre de Test de Snellen, oftalmólogo neerlandés que inventó esta prueba hace 150 años y que aún hoy se sigue utilizando.

Móviles para gente con problemas de visión

Tener problemas de vista o ser completamente ciego no necesariamente tiene que ser un impedimento a la hora de utilizar un teléfono móvil.

Móviles para gente con problemas de visón
Fuente de la imagen: http://www.geekets.com/2009/11/movil-con-teclas-tamano-jumbo/

En los casos en los que se tienen problemas de vista los móviles con las teclas grandes son una buena solución, tienen todas las funcionalidades y además no tenemos que preocuparnos de si estamos marcando el dos o el tres porque es bastante sencillo manipular el teclado a pesar de tener una mala visión.

Ahora bien, los teléfonos de última generación ya se están actualizando y cada vez hay más aplicaciones que facilitan el uso de estos terminales a las personas de visión reducida. En este vídeo puedes ver un ejemplo de cómo funcionan estos Smartphone accesibles: Móviles para gente con problemas de Visión

La dependencia del teléfono móvil en nuestra sociedad es evidente. Poner los terminales al alcance de las personas con problemas de visión es un gran avance. En 2004 empezaron a aparecer estos terminales en España de la mano de Telefónica y la Once, el primero de ellos fue el Owasys 22c , un terminal con síntesis de voz para la lectura de las opciones de menú, preparado para personas con ceguera o deficiencia visual.

¿Importan las gafas de sol?

Cada verano protegemos nuestra piel de los efectos abrasivos del sol, es algo que hemos asumido desde años atrás, en parte gracias a esas incómodas quemaduras que nos aparecen en la piel después de habernos quedado dormidos en la playa. Ahora bien, ¿qué pasa con nuestros ojos? ¿Somos conscientes del efecto que tienen los rayos solares sobre ellos?

Hay estudios que demuestran que la incidencia de los rayos solares sobre nuestros ojos durante largos períodos de tiempo, y sin protección, puede ocasionarnos problemas graves de visión. Por ello no basta con ponernos unas gafas solares cualquiera, lo que necesitamos son gafas que contengan un filtro UV que evite que se dañe nuestra visión.

Hay varios tipos de filtros UV, aunque la finalidad de todos ellos es absorber o desviar la radiación UV, la visible y la invisible. Los tipos de filtros que podemos encontrar son los siguientes:

La importancia de las gafas de sol
La importancia de las gafas de sol

– Filtro UV 400: con este filtro conseguimos una protección del 98% sobre rayos menores a 400 nanómetros.

Filtro amarillo naranja: las gafas con este tipo de filtro protegen los ojos de longitudes de onda hasta de 550 nanómetros.

– Transitions®: protegen hasta 780 nanómetros, y son esas que se oscurecen según las condiciones climáticas, es decir, cuando hay sol se hacen más oscuras, o cuando se está a mayor altitud.

Polarizadas: protege también 780 nanómetros, idóneas para la playa, la nieve, superficies metálicas, situaciones en las que la incidencia de sol se ve aumentada por su reflejo en otras superficies.

Es recomendable tener en cuenta el tipo de filtro en función de para qué se vayan a utilizar las gafas de sol, y preguntar a tu médico oftalmólogo en el caso de padecer algún problema de visión y que nos asesore sobre el filtro que debemos utilizar.

Párpados caídos

El párpado caído o ptosis es un problema ocular fácil de detectar cuando se da en un único ojo y un poco más complicado cuando se produce en los dos, pero en cualquier caso es un problema ocular que tenemos que identificar y acudir al médico para que nos dé una opinión profesional.

Parpados caídos
Parpados caídos

El párpado caído puede ser congénito o puede estar provocado por el envejecimiento, la diabetes, jaquecas, o por problemas más graves como un accidente cerebrovascular, el síndrome de Horner, o un tumor cerebral, entre otras causas, por ese motivo es tan importante identificarlo acudiendo a un especialista.

  • Ptosis congénita: se da por un problema de desarrollo en el músculo elevador (el que hace que el párpado se levante y se mantenga contraído). Se suele dar en un solo ojo y si afecta a la visión se puede recurrir a la intervención quirúrgica de forma que el bebé no pierda la visión por completo.
  • Ptosis aponeurótica: está relacionada con el envejecimiento. Suele afectar a los dos ojos, dado que se produce por una degeneración de los músculos provocada por la edad, sin embargo puede que uno de los ojos se vea más afectado que el otro.
  • Miastenia gravis: está relacionado con el modo en el que los músculos responden a los nervios. Se trata de un trastorno que no afecta únicamente a los párpados sino también a otros músculos del cuerpo.
  • Distrofia muscular oculofaríngea: en este caso estamos hablando de una enfermedad hereditaria que afecta al movimiento de los ojos.
  • Lesiones en el cerebro: cualquier lesión en el cerebro puede causar la caída del párpado (tumores, aneurismas, etc.).
  • Infecciones o tumores en el ojo, en el párpado o incluso un golpe, pueden provocar la caída del párpado.
parpados caídos, cómo detectarlos
parpados caídos, cómo detectarlos

Pero, ¿cómo sabemos si tenemos un problema de párpado caído?

Es muy fácil, si miramos hacia delante en el espejo, al mirarnos los ojos tenemos que poder ver parte del iris por encima de la pupila. Si esto no ocurre, te recomendamos que visites a un oftalmólogo que detecte qué tipo de Ptosis tienes y te asesore. La cirugía correctiva, siempre que se realice a tiempo, puede reducir el riesgo de padecer daños permanentes en la vista.

Anestesias en cirugía ocular

Ya has tomado la decisión, vas a operarte de la vista, y ahora te surgen millones de preguntas sobre el momento previo a la operación… y entre ellas aparece el tema de la anestesia. ¿Qué tipos hay? ¿Cómo es la recuperación? ¿Efectos secundarios? Para resolverlas te recomendamos que consultes a tu médico oftalmólogo, aunque te avanzamos aquí algo de información.

Anestesia tópica en gotas
Anestesia tópica en gotas

Hay tres tipos de anestesias que tenemos que tener en cuenta:

  • Anestesia Regional: el fármaco se inyecta en la zona. Se consigue una parálisis de los músculos extrínsecos del ojo, sin embargo, en ocasiones no es suficiente para garantizar la ausencia de problemas en la intervención. El ojo conserva aún cierta movilidad por lo que si necesitamos que permanezca completamente inmóvil deberemos combinarla con alguna otra técnica. Hay varios tipos de anestesia regional: retrobular, peribular o subtenoniana.
  • Anestesia General: el paciente queda plenamente inconsciente durante la intervención y no conserva ningún recuerdo de la misma. En la cirugía ocular este tipo de anestesia es una ventaja dado que para el oftalmólogo es más sencillo controlar la presión intraocular, y evitar muchas complicaciones que se producen como consecuencia de una variación relevante de esta presión.
  • Anestesia Tópica: consiste en la aplicación de una solución, gel o ungüento sobre la zona a intervenir. Cada vez es más habitual el uso de esta anestesia para las intervenciones de cataratas. Se trata de operaciones cortas tras las cuales el paciente puede volver a casa de inmediato. Con este tipo de anestesia hay menos riesgos que con las anteriores y el paciente recupera la visión mucho más rápido, si bien es cierto, no todos los pacientes son aptos para este tipo de anestesia.

Tu médico oftalmólogo te asesorará sobre la técnica más conveniente y las contraindicaciones o efectos secundarios que puede tener. Sin embargo, cuando se trata de cirugía laser ocular, se suele utilizar anestesia tópica, con unas gotas de colirio unos minutos antes de la operación. La anestesia tópica no duele, ni molesta, de hecho ni te enteras de que te están poniendo anestesia.