Abrasión Corneal: Soluciones

soluciones a la abrasión corneal
Soluciones a la abrasión corneal

La abrasión corneal es molesta y dolorosa. ¿Qué podemos hacer para conseguir alivio?

¿Cómo actuar ante una abrasión corneal?

En los casos más sencillos el tratamiento de una córnea que ha sufrido una pequeña agresión se reduce a un lavado con abundante agua limpia o con gotas de lágrima artificial que se pueden encontrar en la farmacia. Sin embargo, cuando la abrasión es más profunda es imprescindible el tratamiento médico.

Tratamiento médico de la abrasión corneal

Los métodos médicos que se utilizan no suelen ser muy complejos ya que la abrasión corneal, salvo en el caso de que haya complicaciones, es una afección menor cuyos efectos suelen remitir en un plazo de unas cuarenta y ocho horas. El oftalmólogo puede prescribir diferentes medicamentos como antibióticos, anti-inflamatorios o anestésicos y, en algunos casos, puede recomendar la utilización de un parche. Lo habitual es que tras estos tratamientos no haya más complicaciones.

¿Cómo evitar la abrasión corneal?

En cualquier caso, lo más recomendable es tratar de evitar las agresiones a los ojos. La mejor forma de hacerlo es utilizando gafas protectoras en situaciones de potencial peligro para la córnea como las que se pueden dar cuando se practican determinados deportes, en días con mucho viento, en trabajos peligrosos y, por supuesto, en situaciones en las que la luz del sol sea muy intensa. La siguiente recomendación es acudir a un especialista en el caso de dolor persistente para evitar posibles complicaciones.

Abrasión Corneal: Causas

La córnea es el tejido transparente que recubre el iris del ojo. Se trata de un tejido que contiene muchas terminaciones nerviosas por lo que es muy sensible a cualquier alteración que se produzca en su superficie. Por ello, cualquier rasguño o rozadura sobre la córnea puede producir la denominada abrasión corneal que se caracteriza por molestias y dolor de diferente intensidad.
Causas de la abrasión corneal: Las causas que ocasionan la abrasión corneal suelen ser factores externos de distinta naturaleza, aunque en algunos casos, determinadas infecciones pueden producir deterioros en la córnea. Entre los elementos más comunes que pueden resultar agresivos para el ojo se encuentran los cuerpos extraños que pueden penetrar en el mismo. Cualquier elemento sólido arrastrado por el viento, un grano de arena, un pequeño golpe con una rama de un árbol, el efecto de rascarse repetidamente los ojos, un agente químico, un golpe, la exposición a luz ultravioleta sin la protección adecuada o las propia lentes de contacto pueden producir abrasión corneal.

Síntomas de la abrasión corneal: Los síntomas de esta son muy evidentes ya que una herida en la córnea, por pequeña que sea, produce dolor, lagrimeo constante, rojez de ojos o la sensación de tener un cuerpo extraño dentro del ojo.

Operación de miopía: puesta a punto para el verano

¿Otro verano más con las dichosas gafas? Ha llegado el momento de operarse de miopía, hipermetropia y/o astigmatismo y olvidarse de ellas de una vez por todas.

Todos los años lo pensamos. Debería operarme de miopía, ¿es el momento adecuado? Las gafas molestan en muchas circunstancias: cuando nos arreglamos especialmente para un evento, cuando practicamos deporte, cuando hace mucho sol y tenemos que elegir entre las gafas de sol y las de ver, cuando vamos a la playa y nos cuesta encontrar donde hemos dejado la toalla al salir del agua… muchas de estas situaciones se producen más en verano.

Lo habitual es que nos acordemos especialmente de las molestias de las gafas en verano.

La operación de miopía es muy poco invasiva y rápida. Unos días antes los profesionales de Visiondiez te harán unas pruebas para determinar cuál es la técnica más adecuada en tu caso concreto, si el grosor de tu cornea es suficiente te aplicarán la técnica Lasik, si no la técnica Epilasek.

Aprovecha la primavera para hacerte las pruebas y operarte de miopía. Disfrutarás el verano al máximo. Y si todavía no estás convencido te damos 10 razones por las que operarte la vista

Corneas Finas, un problema ocular que ya no es un problema

No veas las corneas finas como un problema, porque ya no lo es, Visióndiez te cuenta cómo.

Hace muchos años, operarse de miopía, hipermetropia y/ó astigmatismo no estaba al alcance de todo el que quería. Muchas eran las veces en que uno tomaba la decisión de operarse con láser, se acercaba a la clínica oftalmológica que le habían recomendado y cuando se hacia las pruebas preoperatorias le comunicaban que la operación ocular no era posible porque sus corneas eran demasiado finas.

Las corneas finas son un problema ocular relativamente frecuente y a día de hoy, ya se pueden operar ojos con corneas finas. La solución: técnica Epilasek

Técnica Epilasek: esta técnica para operaciones oculares es rápida e indolora, al igual que la técnica Lasik. La peculiaridad del Epilasek es que es una técnica de superficie, el láser se aplica sobre la cornea sin corte y sin flap; por eso es más adecuada para corneas finas. En unas pocas semanas la visión habrá mejorado tanto que será difícil creerlo. Ver para creer.

En Clínicas Visióndiez aplicamos técnica Lasik y técnica Epilasek para corregir miopía, hipermetropía y/ó astigmatismo. Además, la primera visita es gratuita ¿a qué esperas para acabar con tus problemas oculares?

 

Ojos Secos: Soluciones

Ojos secosTener los ojos secos es un problema cada vez más común. No es grave pero las sensaciones derivadas de esta alteración son muy molestas y se traducen en dolor, sensibilidad a la luz, picor, enrojecimiento de ojos, sensación de arena en el ojo o visión borrosa.

Las posibles soluciones que se pueden dar a este problema son siempre tratamientos para tratar de reducir los síntomas y molestias de este trastorno.

Soluciones a los ojos secos:

Lágrima artificial: La forma más común de tratar de minimizar los desagradables efectos de los ojos secos son las gotas de lágrima artificial que se adquieren en las farmacias y se depositan fácilmente, con la ayuda de un gotero, sobre los ojos.

Tapones: En algunos casos puede ser recomendable controlar el flujo de lágrimas con la utilización de tapones que ocluyan el conducto de evacuación de las lágrimas, de forma temporal o permanente.

Medicamentos: También se pueden utilizar algunos medicamentos, generalmente esteroideos de uso tópico.

Cirugía: Solo en los casos más graves se puede llegar a utilizar la cirugía para cerrar de forma permanente los conductos de evacuación de las lágrimas.

En cualquier caso es importante que las personas que padezcan de ojos secos acudan a consultar con un especialista médico el tratamiento más adecuado.